14 Noviembre

Habría que lamentar si la Congregación gradualmente perdiese o cambiase su espíritu, y si los hermanos, aunque animados por los mejores sentimientos, se volviesen individualistas y se separasen de aquella unidad, que es la garantía de buenos resultados y gracias que Dios concede a sus religiosos.

(Spiegazione, p. 134)

This post is also available in: Italiano Inglés Portugués, Brasil