20 Noviembre

Qué hermosa gracia que el Señor nos ha hecho llamando-nos a esta fraternidad, que reúne muchas almas en una sola, que tiene juntos tantos corazones, que pone entre nosotros tan dulce comunión de pensamientos, sentimientos, obras y bienes.

(Spiegazione, p. 140)

This post is also available in: Italiano Inglés Portugués, Brasil