31 Diciembre

¡Resumiendo todas las recomendaciones formuladas, esforcémonos para enardecer cada vez más en nosotros las tres devociones más esenciales para un buen Josefino, a saber, las de Jesús, María y José!

(Haec fratribus, p. 195)

29 Diciembre

De San José aprendemos el amor reverente y la familiaridad dulce con la que tenemos que lidiar con Jesús y María; nuestra debe ser una vida íntima con Ellos, aquella vida que no se puede aprender en los libros, sino en la oración, y que nos hace muy cercanos con la Sagrada Familia.

(Spiegazione, p. 63)

28 Diciembre

La razón por la que consideramos humildad y caridad las virtudes propias de nuestra Congregación, me parece encontrarla en lo que, como nosotros representamos a la persona de José, tenemos que traer a la Congregación el espíritu que reinó eminentemente en su casa, que era aquella de Nazaret.

(Spiegazione, p. 67)

27 Diciembre

Dios nos amó mucho más que él amaba a sí mismo; y por lo tanto para nuestro propio bien quiso sufrir mucho en su nacimiento de manera que nosotros, viendo-le pobre, soportásemos pacientemente la pobreza.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 299)

26 Diciembre

¿Quién de nosotros podría ver a Dios hecho niño, Dios sufriendo, Dios llorando y no estar agradecido y reconocido a el?

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 300)

24 Diciembre

Sólo cuando se llevó a cabo el misterio de la Encarnación, la bondad y el amor de Dios por nosotros fluyeron por así decirlo a raudales sobre la tierra, brillaron en toda su grandeza y magnificencia, y se hizo claro que son realmente infinitos”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 345)

23 Diciembre

Los beneficios otorgados por el Señor antes de la Encarnación eran sólo bienes limitados y contados, decían el amor de Dios, pero no demostraban cómo era grande”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 345)

21 Diciembre

La casa de San José: un tabernáculo misterioso; sus brazos: un copón; su pecho: una patena sobre la que estaba dormido Jesus, pero vigilaba para nosotros”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VI, p. 357)

20 Diciembre

1958: LORETO, (ECUADOR), “Misión josefina”

Nuestra congregación no fallará hasta que tendrá como su cartilla humildad y caridad; pero va a ser fatal para ella ese día en el que, lamentablemente, el espíritu de humildad y caridad cesara entre nosotros; así, aun cuando contáramos con un gran número, a pesar que todo procediera muy bien, va a ser la muerte para nosotros”.

(Spiegazione, p. 90)

19 Diciembre

Los niños se parecen a a su padre por naturaleza, nosotros tenemos que parecerse a San José por imitación voluntaria. Así que los religiosos retratan muchas características de sus fundadores: los Basilianos, los Franciscanos, los Jesuitas. Hay que buscar las características de San José: humildad, escondimiento, amor a Jesús y María”.

(Conferencias p. 194)