30 Diciembre

Ponemos entre nosotros Jesús, José, María y nuestras casas empezarán a tener la misma atmósfera de la humilde morada de Nazaret.

(Spiegazione, p. 73)

29 Diciembre

De San José aprendemos el amor reverente y la familiaridad dulce con la que tenemos que lidiar con Jesús y María; nuestra debe ser una vida íntima con Ellos, aquella vida que no se puede aprender en los libros, sino en la oración, y que nos hace muy cercanos con la Sagrada Familia.

(Spiegazione, p. 63)

28 Diciembre

La razón por la que consideramos humildad y caridad las virtudes propias de nuestra Congregación, me parece encontrarla en lo que, como nosotros representamos a la persona de José, tenemos que traer a la Congregación el espíritu que reinó eminentemente en su casa, que era aquella de Nazaret.

(Spiegazione, p. 67)

27 Diciembre

Dios nos amó mucho más que él amaba a sí mismo; y por lo tanto para nuestro propio bien quiso sufrir mucho en su nacimiento de manera que nosotros, viendo-le pobre, soportásemos pacientemente la pobreza.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 299)

25 Diciembre

1930: BABAHOYO, (ECUADOR), Colegio “Marcos Benetazzo”

¿Porque un Dios bebé? ¿Porque un Dios en un establo? ¿Por qué? Así Dios ha amado a los hombres. ¿Porque un Dios en el taller y en ropa de artesano, que compra su pan con el sudor de su frente? Porque así amó Dios al mundo”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 346)

24 Diciembre

Sólo cuando se llevó a cabo el misterio de la Encarnación, la bondad y el amor de Dios por nosotros fluyeron por así decirlo a raudales sobre la tierra, brillaron en toda su grandeza y magnificencia, y se hizo claro que son realmente infinitos”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 345)

23 Diciembre

Los beneficios otorgados por el Señor antes de la Encarnación eran sólo bienes limitados y contados, decían el amor de Dios, pero no demostraban cómo era grande”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 345)

22 Diciembre

Dios ya había dado un millar de pruebas; pero los tres milagros de su amor son la Encarnación, la Pasión y la Eucaristía”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VIII, p. 382)

21 Diciembre

La casa de San José: un tabernáculo misterioso; sus brazos: un copón; su pecho: una patena sobre la que estaba dormido Jesus, pero vigilaba para nosotros”.

(S. Leonardo Murialdo. Escritos VI, p. 357)

20 Diciembre

1958: LORETO, (ECUADOR), “Misión josefina”

Nuestra congregación no fallará hasta que tendrá como su cartilla humildad y caridad; pero va a ser fatal para ella ese día en el que, lamentablemente, el espíritu de humildad y caridad cesara entre nosotros; así, aun cuando contáramos con un gran número, a pesar que todo procediera muy bien, va a ser la muerte para nosotros”.

(Spiegazione, p. 90)