27 Febrero

La persona consagrada, en las diversas formas de vida suscitadas por el Espíritu a lo largo de la historia, experimenta la verdad de Dios-Amor de un modo tanto más inmediato y profundo cuanto más se coloca bajo la Cruz de Cristo”.

(Vida consagrada 24)

This post is also available in: Italiano Inglés Portugués, Brasil