28 Junio

1996: Fier, (ALBANIA), Centro Social “Murialdo”

La invocación « ut unum sint » es, a la vez, imperativo que nos obliga, fuerza que nos sostiene y saludable reproche por nuestra desidia y estrechez de corazón. La confianza de poder alcanzar, incluso en la historia, la comunión plena y visible de todos los cristianos se apoya en la plegaria de Jesús, no en nuestras capacidades.

(Novo Millennio Ineunte 48)

This post is also available in: Italiano Inglés Portugués, Brasil