3 Febrero

¿Qué perdemos? Una miseria. ¿Qué ganamos? La amistad de Dios, ser la alegría de Dios: caricias divinas en este mundo, y los más altos puestos de gloria en el cielo. Resolvámonos: te dono todo mi corazón, mi lealtad. Oremos: llévate  mi corazón, todo mi corazón”.

(S. Leonardo Murialdo, Escritos IV, p. 213)

This post is also available in: Italiano Inglés Portugués, Brasil