P. Antonio Carletti

01 Giugno 1927 / 26 Gennaio 2020

P Antonio fue llamado por el Padre Dios a su presencia el 26 de enero de 2020, tercer domingo del tiempo ordinario, domingo de la Palabra de Dios, a las 23h55 en el asilo de ancianos de Archidona donde estuvo internado varios años por su ancianidad y enfermedad.

Nació en Montecchio Maggiore ( Vicenza - Italia) el 1 de junio de 1927. 

Tuvo 12 hermanos, de los cuales 5 religiosos josefinos, cuatro sacerdotes y un hermano religioso. Estudio en la Escuela Estatal de Montecchio Maggiore 5 años, la Secundaria en el Instituto Maria Inmaculada también de Montecchio 4 años, el Noviciado en Vigone el año 1945-46 teniendo como p Maestro a P Feliz Todescato, realizó su primera profesión en Ponte de Piave (15 de octubre de 1946) su Profesión perpetua en Oderzo el 1 de agosto de 1951 El magisterio lo realizó en Treviso dos años, luego un año en Riva del Garda.
La Filosofia en Ponte de Piave, tres anos 46 -49 y la teología en Viterbo cuatro años 52-56
Ordenado Sacerdote en Viterbo el 17 de marzo de 1956 por Mons Adelchi Albanesi.
Vino al Ecuador a la Misión josefina de Napo apenas ordenado sacerdote en el año 1956 y su trabajo  apostólico lo desempeñó en los siguientes centros misioneros: Ahuano 1956, Archidona 1957, San Gabriel 1958 a 1962, Salinas de 1962 – 63, San Gabriel 1963 – 65, La Magdalena 1965 – 68, Barreiro (Babahoyo) 1968 – 73, Guayaquil 1973 – 76, Ambato 1976, Cotundo 1976 – 78, Talag 1978 -82, Paulo VI 1982 – 84, Bogota 1984 – 86, Babahoyo 1986 – 90,  El Chaco 1990 – 96, Arosemena Tola 1996 – 99, Archidona 1999 – 2000

Se destacó como escritor. Escribió poesías, cantos y varios libros: “Reflexiones sobres San José”, “Padre Marcos Benetazzo, apóstol de los Ríos y padre de huérfanos, en italiano “ L`uomo che morí in piedi, P Marcos Benetazzo, “Dos pastores de la comunidad de Babahoyo: P Juan Agnoletto y P Marcos Benetazzo” , “Misoneros josefinos en el Ecuador” y “ Un Misionero josefino en el Ecuador” en el cual comparte sus vivencias.
Fue siempre un gran devoto de San José, escritor de biografías de misioneros gigantes y amante de la música y … buen cantor hasta los últimos días.
Como sacerdote amaba celebrar la Misa con mucho fervor, pedía en las comunidades donde estaba que se le den las Misas más concurridas y así también le gustaba mucho ejercer el ministerio de la confesión. Un hombre de fe en Jesús, en su Madre Maria Santísima y en San José, el Esposo Virginal.
Destacamos de su vida, la generosidad y la gratuidad, lo dio todo de sí sin esperar recompensa, para el bien de las almas y el crecimiento del Reino de Dios.
Sus familiares en Italia recuerdan que cuando iba a visitarlos, contaba anécdotas increíbles de sus viajes en la selva amazónica en sus recorridos llevando el Evangelio de Jesús.


Que el P Antonio, desde el cielo, interceda por la Misión Josefina de Napo y por todos nosotros.

Quito, 27 de febrero de 2020
P Jaime Bravo
P Provincial
MISION JOSEFINA
(Acróstico)

Majestad por tu pose heráldica,
Ilusión de Leonardo Murialdo,
Santo de niños y huérfanos,
Inspirado en sus sueños de santas
Obras y realizaciones en favor de
“Nacidos en el infortunio y la pobreza”.

Josefinos, misioneros, ¡adelante!
Ofreciendo amor y esperanza:
Somos incansables viajeros
Eternos predicadores de la fe,
Fieles amigos del Señor,
Instrumentos del Reino de Dios,
Navegantes al amparo de:
“Amaos los unos a los otros”

Clicca qui per iscriverti alla nostra newsletter